Alumnos, maestros y pantallas

Alumnos, maestros y pantallas

22 nov. 2010

Soy totalmente...

Niños del 4° Grado del Centro Educativo Koala

"No todo lo que aparece en la televisión es verdad" fue la conclusión a la que llegaron los niños y las niñas del  4° grado del Centro Educativo Koala, quienes asumieron esta gran verdad luego de analizar un anuncio comercial del Palacio del Hierro.

A través de este anuncio y gracias a la buena didáctica de su maestra Alicia, los niños lograron identificar que los anuncios comerciales se mueven por todos los medios (televisión, radio, internet, prensa, revistas, espectaculares, etc.) dando mensajes llamativos que hacen alusión a la realidad, pero no siempre diciendo la verdad.

En este sentido, reconocieron la realidad que pueden ver en los medios es una construcción o producción que se crea para que la gente quiera ser como la modelo que aparece en el anuncio o quiera comprar lo que ésta lleva puesto.

La maestra Alicia invitó a los niños a leer las letras pequeñas que aparecían en el anuncio de periódico para que por sí mismos se dieran cuenta de que en esas "pequeñas letras" aparecen un sin fin de restricciones que terminan por desmentir lo que se ofrece; por ejemplo: 1) en el anuncio se ofrecía un 15% de descuento en todas sus compras, pero en las letras pequeñas decía que éstas tenían que ser mayores a $1,000 pesos; 2) el anuncio ofrecía 15 meses sin intereses con tarjetas American Express y en las letras pequeñas decía que la promoción a meses aplicaba con todas las tarjetas, excepto la ya mencionada.

Esta experiencia de leer "las letras pequeñas" del anuncio llevó a los niños a pensar en las muchas experiencias que han tenido en diversas tiendas donde no aplican los descuentos que anuncia o cuando en televisión han visto muchos comerciales que en letras pequeñitas dicen todas las restricciones.

¿Cómo poder defenderse de esto? Los niños junto con su maestra consideraron que una buena forma ser un consumidor y televidente activo consiste en  construir y fomentar las "Habilidades de pensamiento", las cuales implican: Observar, comparar, deducir, asimilar y razonar todo aquello que vemos en los medios de comunicación y en los anuncios comerciales.

Estas "Habilidades de Pensamiento" también pueden ser aplicadas para pensar en lo que los programas de televisión nos ofrecen; por ejemplo, los niños analizaron lo que sucede con el programa  ZOEY 101, en donde un grupo de niños viven en un internado lleno de lujos.

Todos los niños pese a su gusto por la serie identificaron que lo que sucede en ese programa no puede ser real, pues el "estilo de vida" que ahí se muestra está muy lejano a la realidad, pues esos niños que están "internados" parecen tener más libertad que otros niños.

Los niños precisaron que deben analizar lo que ven en la televisión porque sus papás tiene razón cuando les dicen que esos programas sólo les están mostrando una vida irreal que en muchos casos se vuelve un objeto del deseo para ellos.

Trabajar en las "habilidades del pensamiento" es importante porque nos haría televidentes informados y críticos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario